La pasión es mala consejera

0

Imagen: Lifehacker.com

En general somos muy malos pronosticando cómo nos sentiremos haciendo algo en el futuro.  Pensemos sino en la mezcla de ansiedad, desorientación y temor que sentimos al momento de elegir o cambiar un plan de carrera. En estas situaciones es común recibir consejos  como “seguí tu pasión” o “hacé lo que amás”, pero cuidado, alguien dice que es lo peor que podemos hacer.

Cal Newport escribió un libro que se llama So Good They Can’t Ignore You: Why Skills Trump Passion in the Quest for Work You Love (Tan bueno que no puedan ignorarte: Por qué las habilidades le ganan a la pasión en la búsqueda de amar tu trabajo).

Según el autor, las pasiones pre existentes tienen poco que ver con la forma en que la mayoría de las personas terminan amando su trabajo. De hecho, tenerlas en cuenta para elegir una actividad puede provocar ansiedad y rotación laboral crónica.

“La hipótesis de la pasión convence a la gente de que existe un trabajo correcto que por arte de magia los está esperando y que si lo encuentran inmediatamente van a reconocer que era precisamente eso lo que querían hacer. El problema, por supuesto, es que cuando no encuentran esta certeza, cosas no muy buenas suceden a continuación”.

Newport entrevistó a agricultores orgánicos, capitalistas de riesgo, guionistas, programadores independientes y otras personas que afirman obtener gran satisfacción de su trabajo. Tomó nota de las estrategias que utilizaron y las trampas que evitaron para que sus carreras profesionales les resulten atractivas.

Más allá de la diversidad de oficios y actividades, estas personas a gusto con sus trabajos coincidieron en que la pasión vino después de alcanzar la excelencia en algo considerado valioso, no antes.

La investigación demuestra que los rasgos que llevan a la gente a amar su trabajo son generales y pueden encontrarse en diferentes planes de carrera. Comprende cosas como la autonomía, creatividad, respeto y reconocimiento de habilidades. Elementos que tienen poco que ver con una pasión original.

Seguí tu pasión es una idea atractiva porque es simple e inmediata, promete un profundo amor por una carrera que está a la vuelta de la esquina. Pero la realidad que estoy proponiendo es menos glamorosa: la pasión lleva tiempo y trabajo duro, más duro de lo que la mayoría de la gente habitualmente está dispuesta a invertir en su posición laboral actual”.

Y si entonces la pasión no puede ayudar, ¿en qué se puede confiar? Empezar por elegir una carrera que encaje muy bien con tus habilidades y valores es un buen punto de partida.

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *