Informe de la OIT sobre las condiciones del trabajo remoto

1

La Organización Internacional del Trabajo, agencia especializada de las Naciones Unidades, publicó el lunes pasado un libro titulado “Offshoring and working conditions in remote work”. En esta página se puede acceder a un resumen del material.

La OIT señala que a pesar de una floreciente literatura sobre este fenómeno y sus consecuencias para el crecimiento económico y el empleo, poca atención se ha prestado a las condiciones de trabajo que existen en las empresas donde se prestan servicios de BPO.

Y por esta razón encaró un análisis de la industria precisamente con este foco, tomando tres casos de países fuente (Canadá, Estados Unidos e Inglaterra) y cuatro países receptores de la externalización (Filipinas, India, Brasil y Argentina).

“La investigación en los países de América Latina se llevó a cabo mediante la metodología del estudio de caso, y ofrece la primera visión real en dos países con industrias emergentes de lo  que significa tanto para las empresas como para los trabajadores”, indica el reporte.

La conclusión principal de la investigación es que los empleos que genera la industria BPO tienen en general una calidad razonablemente buena para los estándares locales, en términos de sus condiciones de trabajo y empleo (salarios, horas de trabajo y beneficios no salariales). También, que los gobiernos de estos países han procurado activamente promover estos puestos de trabajo.

Por ejemplo, los salarios de los trabajadores BPO en India son cerca del doble de la media de los salarios en otros sectores de la economía. En Filipinas, los empleados BPO ganan 53 por ciento más que los trabajadores de la misma edad en otras industrias.

“El estudio también desmiente las denuncias de que el offshoring ha creado ciberadictos o autómatas“, dijo Jon Messenger, investigador de la OIT y editor principal, entrevistado por la agencia Reuters.

Dicho lo anterior, la OIT enumera algunos aspectos negativos y asegura que aún resta mucho camino por recorrer antes de alcanzar condiciones laborales de calidad total. Los trabajadores BPO enfrentan fuertes cargas de trabajo y están sujetos a estrictas normas y procedimientos aplicados a través de la supervisión electrónica. Un modo de trabajo bajo presión que produce altos niveles de estrés y, en última instancia, rotación de personal.

“Un rediseño de los procesos de trabajo, especialmente en centros de llamadas, con el fin de dejar que los empleados utilicen a discreción sus a menudo considerables cualificaciones”, es una de las recomendaciones finales del estudio para seguir mejorando.

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *