Inesperado beneficio para el outsourcing offshore

0

Debido al freno en la fusión entre AT&T y T-Mobile no se repatriarán a Estados Unidos más de 5.000 empleos de Call Center que en la actualidad se desarrollan fuera del país.

El Departamento de Justicia de los Estados Unidos de América ha bloqueado dicho proceso tras reclamar al Tribunal del Distrito de Columbia por considerar que perjudicaría a la competencia en el mercado estadounidense de telefonía.

AT&T ha afirmado que su fusión con la filial estadounidense de Deutsche Telekom no provocará pérdida de puestos de trabajo en los centros de atención telefónica que ya poseen ambas empresas en Estados Unidos. La ubicación de los nuevos call centers no estaba aún decidida por AT&T, que es la mayor compañía del país por número total de empleados a jornada completa. Vía: Businesscontactcenters.com

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *