El achique

1


Durante las últimas semanas el conflicto laboral del sector de servicios de centro de contacto ganó los medios masivos de comunicación, más que nada por un corte de calles en el centro de la ciudad de Buenos Aires. Los trabajadores denunciaban despidos masivos y  desde la empresa en cuestión esto se desmentía (aunque no se hizo pública)

Más allá de este hecho puntual, existe una situación que es bien conocida por todos los insiders y que acá se analizó en varias oportunidades. Lo único que habría que marcar, para no dejarla pasar, es que se trata de la primera vez que lo que se reclama es que se mantenga la fuente laboral, mientras que hace tan solo un par de años atrás lo que se discutía era el encuadre sindical.

¿Qué paso en el medio? Pasó que los clientes internacionales por más a gusto que estuvieran con las operaciones argentinas no pudieron sostener el precio.  “15 dólares la hora contra 9 dólares de Perú o Colombia, no hay con que darle”, sintetizaba un consultor con el que hablé hace poco sobre el tema.

Si la exportación de servicios de este sector había entrado en recesión, lo que técnicamente quiere decir que dejó de crecer, a partir de este año incluso comenzó a achicarse.  Hay que pensar que las empresas de tercerización más grandes son compañías multinacionales, justamente el tipo de organización a la que le resulta más fácil mover una operación de un país a otro.

Algunas palabras eufemísticas como “reestructuración” ya se empiezan a escuchar. También se sabe que algunas empresas están implementando, o piensan hacerlo en el corto plazo, programas de retiro voluntario.

¿Y a nivel local? Hasta ahora el mercado interno había amortiguado la caída de la exportación de servicios. Clientes locales más comprensivos de la dinámica salarial, la posibilidad de operar desde provincias que en muchos casos ofrecen subsidios a la actividad, por mencionar algunas razones.

Sin embargo, ya es un hecho que estos outsourcers están deslocalizando operaciones para clientes locales en países vecinos. Todo un panorama…

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *