Día Mundial de la Voz: cuidados para no perderla

0

El pasado lunes 16 de abril se celebró el Día Mundial de la Voz, una buena fecha para tomar conciencia de las causas de la disfonía, una dolencia que afecta a casi un tercio de la población en algún momento de sus vidas, y especialmente a los trabajadores del sector.

La disfonía, también llamada ronquera, es síntoma de una voz deteriorada y un cambio en la calidad de la propia voz. Los principales factores de riesgo son los resfriados, un uso indebido y excesivo de la voz y fumar y estar expuesto al humo del tabaco. Los especialistas recomiendan no automedicarse ante una disfonía sin que se hayan revisado antes las cuerdas vocales mediante una laringoscopia.

Se caracterizan por exigir un esfuerzo vocal que dificulta la comunicación y puede afectar a la calidad de vida de quienes la sufren. Es más común en aquellas personas que utilizan la voz como herramienta de trabajo, como antes decíamos.

“Si la ronquera no mejora después de 7 días, sobre todo si se consume tabaco, no existe resfriado o gripe, se tose sangre, hay dificultad para tragar, dolor al hablar, se experimentan cambios en la voz o impide el desempeño de un trabajo, será preciso realizar una evaluación de la laringe mediante una laringoscopia”, asegura la doctora Isabel García López.

Los problemas de voz se pueden evitar si se evitan aquellos factores que pueden contribuir a dañarla, sobre todo el tabaco. Además, será preciso evitar las bebidas que puedan contribuir a la deshidratación de la laringe como el alcohol o las que tienen cafeína, y tomar mucha agua. Otros consejos para prevenir las disfonías son humidificar el ambiente, no tomar comidas picantes y evitar el aclaramiento excesivo de la garganta o la tos.

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *