México: contact centers dan empleo a deportados

0

MéxicoEl centro de contactos Call Center Services International brinda la posibilidad de trabajar a mexicanos que fueron deportados de Estados Unidos y tienen un perfecto manejo del idioma inglés. Una de las tareas es realizar los reclamos a estadounidenses que deben dinero o contestar preguntas sobre productos que compran, ya sea por las garantías o sobre las condiciones de compra, o que simplemente llaman porque tienen quejas.

“Cuando se acaba el turno a las seis de la tarde, la realidad lo golpea a uno: no estás en Estados Unidos”, dijo Monterroso, empleado del contact center. “Mientras se está aquí, usted puede sentir la sensación de que estás en casa nuevamente, y eso me gusta mucho”. Muchos de estos trabajadores vivieron casi toda su vida en USA e incluso tienen familia allí, lo que hace que estos contact centers tengan una ventaja sobre otras empresas del ramo que tienen sus centros de operaciones en India o Filipinas.

Jorge Oros, co-fundador y director de operaciones de Call Center Services International, comenta que “ellos fueron deportados de un país en el que vivieron muchos años y ahora están atrapados aquí, en un país donde nunca estuvieron antes. Cuando se les ofrece trabajo y una oportunidad, se convierten en los empleados más leales que pueda tener”.

Para fines de año se espera que los contact centers en México tengan más de 85.000 puestos de trabajo, algunos de los cuáles pueden ser ocupados en dos o tres turnos al día, mientras que en India hay casi 490.000 y 250.000 en Filipinas, según la consultora Frost & Sullivan. Esta compañía estima que México tendrá más de 110.000 puestos en 2020, un crecimiento impulsado en parte porque existe un grupo grande de empleados bilingües y por la cercanía que tienen con Estados Unidos.

El estado mexicano de Baja California, incluyendo a Tijuana, cuenta con 35 contact centers que emplean a casi 10.000 personas. Se estima que el 45% de sus empleados fueron deportados, dijo Oros, el director de operaciones, cuya empresa es líder a nivel local. Los empleados empiezan ganando menos de US$150 semanales. La industria prosperó en las ciudades fronterizas mexicanas debido al aumento de las deportaciones de inmigrantes durante la presidencia de Obama. El gobierno mexicano dice que en 2013 hubo 332.865 deportaciones y más de 1,8 millones en los cuatro años previos.

(Vía Yahoo y AP)

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *